miércoles

ahora mismo me encuentro tranquila, la ansiedad parece haber proporcionado una tregua, me deja respirar

o la tregua se la estoy ofreciendo a tu sonrisa

me dices que no te has ido, y te noto a mi lado
pero distante
y no sé si sería mejor que no estuvieses

no te lo digo, no lo dije nunca, no sé si por vergüenza o por dolor, o tal vez por no querer escuchar la que estoy segura que es la verdad, pero acabo de volver de que me folles, y no me has besado, como no has hecho muchas otras veces, y me haces sentirme sucia, indigna, el viejo cuento de usar el cuerpo pero no entregar la boca, y la ínfima seguridad que tenía sobre ti vuelve a fallar y a doler, y me trago las lágrimas que cada vez son más saladas y que cada vez son más escasas y más dolorosas

y fuera llueve, no hace más que llover estos días, y dudo si quedarme en la carretera dejando que la lluvia resbalase sobre mí sería la mejor solución

no sé como dejarte ir, joder, y sigo destrozada

5 comentarios:

  1. Hay que rodearse de gente lista, lo suficientemente lista como para que se dejen ir ellos mismos solos, sin ayuda.

    ResponderEliminar
  2. Las palabras no valen nada cuando los hechos dicen lo contrario. Y, justamente, por tus sentimientos, tienes que pensar con la razón.
    Pequeño consejo: se egoísta y actúa por y para ti en esos casos.

    ResponderEliminar
  3. extrañamos tanto a una persona que no nos damos oportunidad de querer a alguien más, a alguien más como nosotros mismos

    ResponderEliminar
  4. De los destrozos brota el arte, alguna vez...
    Me pasaré a leerte a partir de ahora, yo estoy por aquí http://alunaslejos.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  5. Sentirte destrozada destroza, por lo bien que sabes expresarlo.
    Ánimo bonita.

    ResponderEliminar