jueves

surcos en los brazos
si me clavase las uñas cada vez que pienso en tu nombre, estaría compuesta de jirones de piel muerta

soy las alas inexistentes de ese avión de papel que no logra sobrevolar el mar, la vergüenza del llamado amor que se ha ocultado a los rayos del sol, las letras que se han quedado colgadas de tu lengua viperina

soy todo lo que nunca creí que sería, saco de mentiras enlatadas, sangre que no brota, las uñas que me muerdo por miedo a causarme aún más dolor, las llagas que me provoco en el interior de la boca ya que nadie podrá ver las heridas y no preguntará

expresar con palabras un sufrimiento, una soledad que me oprime, podría resumirlo todo con tu visión

me preocupo por mí misma
he perdido el control, de mis manos llevándose comida compulsivamente a la boca, de mis pensamientos maquinando mil historias en las que todo acaba bien, del llanto que no consigue salir de una vez por todas, y no sé como pedir ayuda, no sé si quiero ayuda, no sé quién cojones podría ayudarme a no querer, a no destrozarme a mí misma día tras día, a no cambiarme de asiento en el autobús cada miércoles para poder ver tu cara pasando fugaz en el coche, a no querer tus abrazos a pesar de que son como cuchillas afiladas por mi espalda

y no consigo respirar bien, no consigo reírme sin querer gritar, y el temor a no saber estar bien me oprime las entrañas, como si no tuviese órganos en mi interior y me impulsase con el aire que consigue entrar entrecortadamente, vacío, totalmente, como si cada célula de mi cuerpo pidiese clemencia antes de morir y yo decido no escucharla y matarla despiadamente

y la noche sigue pasando, y el día también


2 comentarios:

  1. me dueles fantasma, casi siempre me dueles.
    al menos me queda la bonita sensación de saber que estás, que sigues por aquí.
    espero que consigas reír sin querer gritar, y que rías mucho y no puedas parar.

    (abrazo)

    ResponderEliminar
  2. Tu blog es como una herida, un dolor desnudo y visceral. Y por algún motivo me atrae mucho, así que creo que voy a quedarme un tiempo por aquí.
    Un abrazo fuerte, como tú.

    ResponderEliminar