lunes

me he abierto el cuerpo
me he desangrado
y se te ha ocurrido llamarle mala suerte

mala suerte es ver llover en pleno verano
querer que vuelvas
perderte tu canción favorita en un concierto
los cinco euros que llevabas en el bolsillo y que debieron caer
o quemarte al sol

hablan de ti
estás en todas las conversaciones 
los chistes, las sonrisas
los coches, tu color
mala suerte es que duela 
y querer seguir aferrada a ese dolor
mala suerte eres tú
mi mala suerte personificada

me he abierto el cuerpo
me he desangrado
y no has venido a besarme la herida

por eso aún no he curado

2 comentarios:

  1. Mala suerte es caer en la mala suerte dos veces.
    Pero lo peor no es eso, lo peor es que eso ocurra casi siempre.

    ResponderEliminar
  2. todo se cura, con mucho tiempo, sin besos (porque al final tampoco de eso te puedes fiar). con intención de curarse.

    qué bonito leerlo hoy, cuando yo tampoco curo bien.

    ResponderEliminar