viernes

me gustaría creerte, dejar de mirar a todas partes por que tus ojos no me miran a mí, que dejen de comerme los celos y la angustia cada vez que respiro. me gustaría retroceder en el tiempo, pisar el freno, parar.

entiendo que alguien no pueda querer a otra persona, no entiendo que la pueda querer a tiempo parcial. soy blanco o soy negro, no tengo más opciones, eres tú o soy yo, no hay más en este juego.

no quiero verte, pero quiero besarte. no quiero que me toques, pero quiero que tu mano se agarre a la mía. no soporto mirar tus ojos, pero quiero que se claven en mí mientras me haces el amor follas.

tienes ese algo que nadie sabe explicar. que atrapa, que con cuatro palabras haces olvidarme de meses de llantos, que me eriza la piel y me pone nerviosa con solo saber que estarás.

interés, pero no amor. soy el Andrés que reza el refrán, y eres el Andrés que suena en mis oídos, hablando de mar, de amor, de ron y de ti y de mí aunque no nos conozca para nada.

recuérdame, como aquella que no lloró mares enteros por ti porque ya ni capaz era de hacerlo, como quién ha dejado crecer las ojeras esperando tus letras por las noches, como la que podría apostar su vida a tener otro día contigo, aún sabiendo que después vendría tormenta.

ausentarme es la única manera de sobrevivir, porque eres el clavo que no quiero que me saquen, y lo único que harían más bocas sería clavarte más adentro, doler un poco más.

silencio, por favor.



porque eso es lo único que hubo.

5 comentarios:

  1. Lo curioso del tiempo cuando pasa es que sólo nos deja recordar las cosas buenas, por muy adentro que nos llegara el clavo :)

    -DunaLoves-

    ResponderEliminar
  2. Hay clavos que aunque duelen mucho dentro, dolerian mucho más estando fuera.
    Siempre me haces reflexionar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Tienes un blog muy muy bonito!
    Empiezo a seguirte!
    Un saludo! nectarlunar.blogspot.mx

    ResponderEliminar
  4. Lo malo del amor es que convierte las mentiras en verdades a medias, y los clavos en costillas de barro.

    ResponderEliminar
  5. fantástica la composición del texto. y la creatividad con la que has llegado al final. silencio y mentiras, son muy parecidos al fin y al cabo. ambos terminan con el amor.

    ResponderEliminar