miércoles

neurótica, psicótica
todo el día con tu nombre en mi boca
veo fantasma donde duele que pueda haberlos
dibujo sonrisas cuando ya estoy cansada de llorar
pero es que el pincel también se puede borrar
recuérdalo

ya que no me recordarás a mí
una más, una menos
y sigues contando
sin mí
y sigo queriendo contar
contigo
que yo ya me perdí
escapé y huí
negra oscuridad que siempre temí
y hoy, abrazo amarga

puedo conjugar entero el verbo entender
pero siempre le pondré delante del no

porque no entiendo
no entiendes
que quemas, destrozas y matas
y he empezado a amar las heridas

3 comentarios:

  1. los efectos secundarios. el desamor es nocivo.
    ¡fantásticos versos!
    un beso

    ResponderEliminar
  2. si empiezas amando las heridas, imagina cómo puede terminar todo esto.

    (abrazo)

    ResponderEliminar