miércoles

esperarte en tu portal
aún sabiendo que no bajarás
- y sabiendo que no es tu portal pero que ahí estás
con el corazón latiendo a cien
no,
a cientos
por el miedo a verte y no estar lista
porque no lo estoy
no estoy preparada
para sonreír sin querer
para escuchar tu voz hablando de todo menos de mí

no se me secan los ojos
y no porque haya estado toda la tarde caminando bajo la lluvia
entiéndelo
tengo que entenderlo
que no consigo vivir sin ti
pero no quiero vivir contigo

nunca entendí lo que era joderse la vida
hasta que el propio corazón me apuntó con un arma a la sien
y no apretó jamás el gatillo.

2 comentarios:

  1. que sepas que esta entrada y la anterior son de mis favoritas, y que cuando tenga algo de tiempo, las anotaré en mi cuaderno de textos bonitos, donde anoto frases y fragmentos que me llegan muy dentro y no merecen ser olvidados (ni leídos una sola vez).

    (saludos)

    ResponderEliminar
  2. eso de no conseguir vivir sin alguien (o que cueste) y tampoco querer vivir con esa misma persona es una puta mierda, pero está ahí, y nos hace sentir vivxs al fin y al cabo, y se agradece.

    ResponderEliminar