miércoles

la mayor parte de las ocasiones, escueces
como si alguien no se parase a desalar las heridas
o quisiera ahogarlas con más sal para sentir algo más
pero escueces, tan fuerte que desearía gritar
-en tu oído, bien fuerte

igual que aquella vez que caí y nadie me ayudó a levantarme
que las medias terminaron llenas de carreras
espero que luchando para ver cuál te olvidaba con más rapidez

¿eres consciente?
me besaste cuando tenía los pies enterrados en arena
y tonta de mí no supe que tú eras lo movedizo
y ahora, a ver como salgo
y ahora, a ver como dejo de doler

4 comentarios:

  1. creo que no se puede hacer otra cosa que esperar, y qué duro. tener que aguantar esa sensación día sí y día también, así hasta que un día, a saber cuándo, otra sensación invada nuestro cuerpo.

    (saludos)

    ResponderEliminar
  2. "espero que luchando para ver cuál te olvidaba con más rapidez." genial :)


    (un beso enorme!)

    ResponderEliminar
  3. Me he puesto a leer atraída por el título de tu blog y me alegro de haberlo hecho, te sigo ahora mismo. Y te dejo mi blog por si te apetece: www.fueenunaciudadsinmar.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Siento ser tan pesada volviendo a comentar, pero no me sale nada para poder seguirte en blogger. Te agrego a favoritos para poder entrar más veces a esta página, a la espera de alguna respuesta para poder ser tu seguidora ;). Un beso.

    ResponderEliminar